Preguntas frecuentes

01.

¿Toda la ropa es de segunda mano?

Sí, todas las prendas en esta tienda han tenido propietarios anteriormente, salvo que se indique lo contrario en la ficha del producto. Algunas piezas pertenecen a mi colección personal, otras provienen de pequeños proveedores, mercados de antigüedades, o particulares.

02.

¿Están limpias las prendas?

 

Sí, todas las prendas han sido higienizadas antes de ponerse en venta. Así nos aseguramos que las piezas te llegan listas para vestir.

Como es normal en prendas de segunda mano, algunas presentan marcas de uso. Sin embargo, estas marcas en ningún caso serán tan evidentes que impidan que las prendas se puedan vestir. En prendas con marcas de uso que supongan un problema para vestir, se habrán llevado a cabo las reparaciones o alteraciones pertinentes antes de poner el artículo en venta.

Las pequeñas marcas de uso, así como las alteraciones y reparaciones que se hayan hecho, aparecerán en la descripción de la prenda.

03.

¿Puedo hacer devoluciones?

Por supuesto, puedes devolver tu compra si no estás satisfecho en un plazo de 15 días desde la compra y si las prendas no han sido utilizadas y tienen su etiqueta. Para ello, solo tienes que seguir las instrucciones indicadas en las Condiciones generales de venta.

 

Sin embargo, si el motivo de la devolución es que la prenda no acaba de sentar del todo bien, por favor continúa leyendo.

 

Las prendas que se venden en www.cumberlandvintage.com son prendas de segunda mano, y por ello cada pieza es única y exclusiva. En la descripción de cada producto, siempre intento indicar lo mejor posible sus características y sus medidas. Además, aquí puedes encontrar una sencilla guía para saber cuáles son tus medidas y asegurarte de que la prenda que compres te va a sentar lo mejor posible. 

 

Aun sabiendo tus medidas a la perfección y haciendo una compra muy consciente, puede pasar que cuando recibas tu pedido y te lo pruebes, una prenda no te siente del todo bien. En general, es poco frecuente que una prenda quede perfectamente si no está hecha a medida para el cuerpo de uno. En ese caso, mi recomendación es que consideres llevar la prenda a un servicio de costura o sastrería para lograr un ajuste perfecto. De esta manera, podrás disfrutar de una prenda única y de calidad por tan solo unos euros más.

 

En mi caso personal, prácticamente todo lo que tengo ha pasado por las manos de mi sastre o mi costurera de confianza para modificar detalles como el ancho de pierna de un pantalón, las mangas de una chaqueta o camisa, o el talle en la cintura de una americana. Alguna vez incluso he llevado prendas que necesitaban arreglos mucho más importantes, y por un precio muy asequible conseguí que me sentasen como hechas a medida.

Si aun después de considerar esta opción y de descartarla por cualquier motivo quieres devolver tu compra, puedes proceder a la devolución tal y como se indica en las condiciones de la página Devoluciones.

¿Sigues teniendo dudas?

Cumplimenta el siguiente formulario y te responderé en la mayor brevedad posible.

Sostenibilidad · Calidad · Experimentación

Incluir ropa de segunda mano en tu armario, reduce la huella de carbono y la sobreexplotación de los recursos naturales.

¡Suscríbete al boletín de Professor Cumberland
y llévate un 15% de descuento en tu primera compra!

¡Hola!