Encantado de verte por aquí.

Mi nombre es Professor Cumberland

De acuerdo, en realidad ese no es mi nombre; pero como sabían bien los ilusionistas de antaño, poner «Professor» delante de un nombre le da un poco de autoridad, categoría y misterio.

 

Mis pasiones son el ilusionismo, el swing y la ropa clásica de caballero. Y es que hay algo de atemporal en formas de vestir como las de Cary Grant, Clark Gable o Fred Astaire, cuando las prendas se hacían con dedicación, atención al detalle y materiales de buena calidad; formas de vestir que han dejado ecos imborrables en la moda clásica de hombre durante el resto del siglo XX y hasta hoy. Es de esta fascinación por la elegancia clásica que surge este proyecto: un rincón para celebrar la moda vintage con piezas de segunda mano clásicas, antiguas y modernas, siempre de buena calidad, y que traen consigo todo un  nuevo estilo de vida.

Esto es lo que encontrarás en el espacio del Professor Cumberland:

01.

Elegancia vintage

“A veces golpeo mis trajes nuevos contra la pared hasta quitarles la rigidez de lo nuevo” — Fred Astaire

Las prendas de segunda mano que selecciono conservan su elegancia clásica, sin dejar de lado opciones más informales siempre dentro de un estilo de influencia vintage. No todas las piezas son estrictamente vintage, pero sí que se pueden enmarcar en un estilo formal o smart casual. Reinterpreta la moda vintage de hombre y combina décadas y modas del siglo XX en tu estilo personal.

02.

Calidad de las prendas

«Ya no se hace ropa como la de antes» – Cualquier abuela

No todas las prendas de segunda mano que se pueden encontrar por el mercado cumplen un mínimo de calidad. Es por ello que las prendas que busco y selecciono tienen que estar en buenas condiciones de uso, tienen que estar hechos de tejidos de buena calidad (con predominancia de fibras naturales como lana, algodón, seda…), así como una buena construcción y atención a los detalles. Esto hace que todas las piezas sean duraderas, únicas y cómodas al vestir. 

03.

Sostenibilidad

“Compra menos, elige bien.” — Vivienne Westwood

Incluir ropa de segunda mano en el armario es una manera de reducir la huella de carbono y la sobreexplotación de los recursos naturales, en especial de los materiales de origen animal como la lana, el cuero o la seda. Puedes aprender más sobre cómo ayudas al medio ambiente al adquirir ropa de segunda mano en el informe Second Hand Effect.

04.

Experimentación

“Estilo es saber quién eres, lo que quieres decir, y que te dé todo igual.” — Orson Welles

Moda clásica no tiene por qué ser sinónimo de aburrida o rancia. Siéntete libre de mezclar, probar y experimentar para encontrar tu propio estilo. Además, aunque las piezas fueron originalmente diseñadas para caballero, la moda de hombre no tiene por qué ser exclusivamente «para hombres». Cualquier persona de cualquier género puede incluir piezas «de hombre» en su estilo individual.

05.

Mucho más que ropa

“Nunca se puede estar arreglado de más o ser cultivado de más.” — Oscar Wilde

El buen vestir es la columna vertebral de este proyecto, pero no se pueden dejar de lado otros muchos aspectos de una vida good old-fashioned: cultura, música,  cuidado personal, gastronomía… Déjate caer por el blog y por la sección de Miscelánea para sumergirte en todo un estilo de vida nuevo, ecléctico y fascinante.

¡Suscríbete al boletín de Professor Cumberland
y llévate un 15% de descuento en tu primera compra!

¡Hola!